¿Es la joyería un arte?



Desde los albores de la historia, la joyería ha sido parte de la humanidad. Con ella, se recreaban hermosas piezas de gran calidad y con un alto nivel creativo. Así mismo, la joyería siempre ha sido símbolo de estatus social, tal como es el caso de TOUS de Rosa Tous, lo que ha hecho que esta, escale posiciones inimaginables y que sus diseños sean perfeccionados de la forma más extraordinaria. La joyería abarca todos las piezas que se diseñan con algún tipo de metal al que se le adicionan piedras preciosas. La joyería por lo general se usa a modo de decoración personal.

¿Pero, es realmente la joyería un arte?

En el estatus y clasificación de las artes, la joyería se considera como un arte menor. Pero muy por el contrario, la joyería tiene tal magnitud en sus creaciones, que merece ser considerada arte de la manera más grandiosa. Las joyas no sólo tienen un valor estético con el correr del tiempo, si no que son el reflejo de sentimientos y tradiciones que involucran culturas y principalmente a la familia. De hecho, todas las expresiones artísticas se encargan de transmitir sensaciones, sentimientos, estados emocionales,  entre otros. De hecho, algunos artistas como Dalí hicieron gala de sus diseños en alguna oportunidad incursionando en la joyería.  

Por estas razones, es sencillo e importante consideras, es más, resulta imperioso llamar arte y de amplia gama, a la joyería. A través de la joyería  un artista puede fusionar estilos y tendencias, con las que puede lograr hermosas creaciones que atrapa rango la atención del cliente más incrédulo y escéptico. Las joyas pueden llegar a ser tan personales que cada persona se identifica con una, o puede  ser diseñadas de acuerdo a rasgos distintivos de quien las porta.  En la actualidad, el diseño ha trascendido las barreras del contexto visual, unificando tendencia que nunca habríamos imaginado como es el caso de las artes visuales con el día a día, donde se combinan diversos materiales dando no asociados a lo original. Los artistas han hecho de cada joya un lenguaje, una forma de expresarse, de transmitir sensaciones a través de los sentidos.

Joyería: exquisita creación

Solo un artista, tiene la versatilidad y el instinto de convertir su creación en arte. En este caso, un joyero va más allá,  pues diseña piezas con carácter artístico y las vende, además puede adicionarse a otras creaciones como relojes, carteras, entre otros.  Con todas las reseñas anteriores, no podemos esperar menos de la joyería,  pero tampoco podemos darle una clasificación menor a lo que es arte. La joyería es un tesoro digno de estar presente en todo ámbito,  de ser llevado por mujeres y hombres por igual, debe ser valorada y apreciada por lo que representa en la sociedad.

Finalmente, como no darle a las joyas un estatus de arte,  si es usada desde la bisutería más sencilla, hasta las prendas más elaboradas por todos los estratos sociales, como una marca de distinción,  de individualidad y de creatividad.