El sector del lujo y el arte de la perfumería

El sector del lujo y el arte de la perfumería


El fenómeno que engloba al arte y al lujo siempre ha existido, incluso mientras se desarrollaban las civilizaciones conocidas como las más antiguas. 

Este es un fenómeno sumamente complejo fundamentado básicamente en el impulso que tienen los seres humanos en dar respuesta tanto a una necesidad de goce estético y de “autoexpresión” personal, como al deseo de ser admirado y reconocido a manos de terceros.

Si nos ubicamos en el antiguo Egipto, encontramos que las vajillas de los reyes y de los faraones se encontraban elaboradas íntegramente en oro, con detalles en rubíes y esmeraldas; la copas, jarras y vasos también se realizaban en oro, mientras que los cubiertos en plata. 

Así mismo, el mausoleo del emperador Qin Shi Huangdi se  muestra con un lujo desmesurado desde épocas anteriores a Cristo, precisamente 200 años con más de 7.000 figuras de terracota de tamaño natural los que configuran un ejército de guerreros, carros y caballos erigido por más de 700.000 soldados y artesanos quienes solo velan por el sueño eterno del primer emperador chino.

Con respecto a la antigua Roma, Crisóstomo señala los potentes (u honestiores), donde se acumulaba oro, plata, perlas y enormes latifundios cuyas vidas se encontraban decoradas con gran lujo y pompa. 

Se hace hincapié en la exagerada moda de vestimentas en seda bordada en oro; niños trajeados con oro; esclavos con collares y cinturones de oro; carros cubiertos de láminas de oro y plata, jaeces de oro de los caballos y mulos; vajillas, mesas, camas, y hasta los capiteles de las columnas, de oro y plata.

Si bien el arte y el lujo, como fenómeno social, siempre han existido en el transcurso de la historia, durante las últimas décadas el consumo de lujo ha registrado un espectacular crecimiento, las razones que explican dicho consumo son muy variadas.

Entre ellas es posible destacar el continuo crecimiento de la prosperidad económica en los países denominados desarrollados, el desarrollo de la clase media y de su nivel de ingresos, el incremento de la esperanza de vida de la población adinerada, el crecimiento del porcentaje de personas con ingresos elevados, el progreso en cuanto al grado de información y conocimiento que los consumidores tienen sobre los productos y la mayor flexibilidad de los sistemas de pago. 

En años más recientemente, el increíble desarrollo económico de los “países emergentes”, como China, Rusia, Brasil e India, donde los nuevos millonarios se han convertido en verdaderos “devoradores” de artículos de arte y de lujo tal y como se ha señalado en los estudios que han realizado ciertas consultoras como Verdict y Bain & Company. 

Del mismo modo, durante las dos últimas décadas las marcas que fueron tradicionalmente dirigidas a los consumidores más pudientes y elitistas lanzaron nuevas líneas de productos, marcas o extensiones de producto que están orientadas a los consumidores de las clases medias, lo que ha producido lo que se ha denominado la democratización del lujo o el surgimiento del nuevo lujo. No obstante, no es sencillo que se determine el valor preciso del mercado de lujo pues este no se encuentra claramente delimitado.

La perfumería se considera un arte por la manera en que es creada una fragancia

Los perfumistas o también conocidos como narices, son artistas que se encargan de diseñar y crear en armonía perfecta los ingredientes con los que se pueden producir fragancias que puede volverse un sello personal o quizás evocar los mejores recuerdos.

Perfumería de nicho

Se trata de la categoría más exclusiva dentro del mundo de las fragancias, estos son perfumes que no se encuentran elaborados para el consumo masivo, sino que de manera contraria, la producción es limitada para que estos se vuelvan personales y distintivos, más de lo que en su mayoría las personas pueda llegar a usar.

Entre los los principales factores que contribuyen con la exclusividad de estos perfumes de nicho son se encuentra que los ingredientes que se emplean para su fabricación son naturales y de una alta calidad. 

Una gran cantidad de los perfumes de nicho han sido creados alrededor de una nota soliflor, lo que significa que la fragancia se ha desarrollado a partir de una sola flor, también pueden estar centrados en un solo ingrediente pero contiene otras notas que la complementan aunque principalmente se usan para destacar la principal.  

Parte del encanto y del arte de la perfumería de nicho es que como se trata de un producto que es elaborado para un reducido grupo de compradores, los perfumistas cuentan con más libertad creativa, y de este modo producen fragancias más arriesgadas y fuera de lo común que no suelen gustarle a todos.

Encontrar un perfume de nicho

Los perfumes de nicho generalmente son vendidos en boutiques, tanto de la casa a donde pertenece la fragancia o por alguna que se relacione con la filosofía del perfumista o de la marca. 

No es una costumbre que se pueda encontrar estos perfumes en tiendas departamentales, aunque existen excepciones como Creed y la Private Collection de Tom Ford, que se encuentran a la venta en tiendas departamentales de lujo.

Con el paso del tiempo, la perfumería de nicho se ha vuelto más accesible, tanto en relación con su precio como en puntos de venta, no obstante, no ha dejado a un lado su esencia de lujo y exclusividad. 

Algunas marcas como Carolina Herrera, Christian Dior, Armani y Givenchy, entre otras, han lanzado líneas de perfumería de nicho con las que expresan una reciente perspectiva de las fragancias masivas que se conocen.

La perfumería de nicho no es exclusivamente internacional,  casas con orígenes mexicanos como  Arquiste y Xinú, han puesto en alto el nombre de su país dentro del exclusivo mundo de la perfumería.

Algunos de los perfumes más conocidos

  • 1872 Bergamot de Clive Christian
  • Millesime Imperial de Creed
  • Herrera Tuberose de Carolina Herrera
  • Oud Immortel de Byredo
  • Fleur de Louis de Arquiste
  • Private Collection Shanghai Lily de Tom Ford
  • Oro Nardo de Xinú
  • White Rose de Floris