«CULTURA EN ACCIÓN» lanzó un concurso de ayudas para la autoedición literaria y las artes visuales



En el portal digital del área de Cultura del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ha publicado las bases de dos de las ayudas que vienen a forma parte del programa «Cultura en acción»: dichas ayudas están enfocadas a la autoedición literaria y ayudas a las artes visuales, dichas propuestas se encuentran dirigidas a dar impulso al desarrollo creativo y de esta manera fortalecer, en la medida de lo posible, el tejido cultural canario, dentro del marco de crisis que se ha derivado de la emergencia sanitaria.

Estas ayudas se encuentran dirigidas sobre todo a aquellas personas que son profesionales del arte y del pensamiento que nacieron o son residentes en Las Palmas de Gran Canaria, pero que además forman parte de un amplio y detallado programa de acciones que están orientadas a garantizar a la ciudadanía su derecho al acceso de la cultura dando de esta manera un respaldo al sector cultural.

Las dos convocatorias se abrieron en el mes de julio por medio de inscripciones digitales en la página web, en la misma se solicitaba adjuntar la documentación que se solicitaba en las bases, entre las que se incluyeron el currículum, el certificado de empadronamiento, la memoria del proyecto, el porfolio del creador o la publicación, de acuerdo sea el caso.

La autoedición literaria se trata de una de las opciones que es válida para las obras de relevancia cultural que, sin embargo, aún se encuentra fuera del circuito comercial, en tal sentido, el propósito se encuentra en colaborar con los autores de la ciudad, y es por ello que el Ayuntamiento lanza este tipo de propuesta para los escritores que deseen emprender su camino con obras literarias, sin que tenga importancia que sean ensayo, poesía, narrativa o dramaturgia, obras ilustradas y comics, o bien, trabajos que estén dirigidos al público infantil y juvenil, independientemente de la naturaleza o género de cada uno.

La Comisión de Valoración se encargó de estudiar la calidad de los trabajos y el interés cultural de los mismos para lo que se dotó con un máximo de 3.000 euros a los autores que fueron seleccionados.

Por otra parte, el área que es dirigida por Encarna Galván contó con la asesoría del comisario y crítico de arte Omar Pascual Castillo para darle forma a dicha convocatoria que solo busca favorecer el desarrollo de proyectos dentro del campo de la creación, la producción plástica y visual.

Fue una actividad dirigida a ofrecer apoyo a los artistas y profesionales que se desempeñan en el sector artístico de la ciudad, siendo una iniciativa que nace “con el objetivo de mantener la cultura como organismo vivo, en constante acción y movimiento”, pero además respalda los proyectos de creación o producción de obra artística e investigación que piden ser incluidos en disciplinas como el dibujo, la pintura, el grabado, la fotografía, la escultura, el objeto-arte, el libro-objeto, la instalación, la video instalación, la performance, el videoarte, el arte digital y también los proyectos multidisciplinares.

Un Comité de Valoración se encargó de estudiar las propuestas decidiendose por los trabajos que optan a una ayuda máxima de 5.000 euros para ser invertidos en la adquisición de materiales, contratación de servicios externos y gastos de producción relacionados con la ejecución del proyecto.

Tales ayudas para la creación vienen a sumarse a las que se activaron el pasado mes de mayo donde se abrió la recepción de ideas para ser programadas en el nuevo espacio cultural Miller, las mismas también fueron impulsadas por la vocación de «Cultura en acción» con el fin de garantizar el derecho al acceso a la cultura de los ciudadanos y también de robustecer el panorama cultural local, en unos momentos en donde lo que prima es la empatía con los agentes culturales de la ciudad.

Una vez que el plazo de registro de ideas y proyectos llegó a su fecha límite, fue confirmada la inquietud e ilusión del sector compartiendo un total de 317 propuestas que fueron sometidas a estudio. Entre ellas, proyectos musicales, teatrales, multidisciplinares, infantiles y juveniles que compitieron por hacerse hueco dentro del calendario veraniego de ese emblemático edificio.